Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Bancaja rinde homenaje al Colegio Imperial de Huérfanos de San Vicente Ferrer con la exposición de sus fondos artísticos

Bancaja presenta en Sagunto la muestra Orphanus Custoditus, una exposición que saca a la luz la colección artística del Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer en el marco de su 600 aniversario, contextualizando las diferentes épocas en las que la institución benéfico-educativa ha venido desarrollando su obra social. La muestra traslada a la sociedad la labor realizada en pro de la infancia desfavorecida, a lo largo de sus seis siglos de historia, a través de una selección de pintura, azulejería y documentación, junto a otras importantes piezas de la institución como la mayor reliquia de San Vicente Ferrer existente en España, el hueso radio del brazo derecho, todo ello propiedad del Colegio Imperial. Orphanus Custoditus, tras su paso por Valencia, se expone en la Sala de Exposiciones Glorieta del 19 de enero hasta el 20 de marzo de 2011.

Comisariada por Felipe Garín, la exposición está integrada por un conjunto de 90 obras, que datan de entre los siglos XVI y XX, algunas de las cuales han sido restauradas con motivo de esta muestra. Distribuidas de manera temática, destaca la colección pictórica presente en la muestra con 28 cuadros, entre los que sobresalen los firmados por pintores como José Benlliure, Genaro Lahuerta, o Joaquín Michavila. Un segundo bloque temático de la muestra está dedicado a una selección de 45 piezas de azulejería de los siglos XVIII y XIX con presencia tanto de referencias a temas vicentinos como escenas populares de la época. La muestra se completa con documentos referidos a distintos momentos clave en la historia de la institución, y otras piezas de referencia religiosa.

La colección artística del Colegio Imperial se caracteriza por la diversidad de géneros, estilos y épocas que responde a la singularidad de su origen. Esta colección se ha ido formando a lo largo de sus seis siglos de historia de manera aleatoria o circunstancial, pues entre los fines de la institución nunca figuró la creación de una colección artística. Los fondos más antiguos proceden de encargos, legados o herencias de los muchos benefactores que la institución ha tenido en estos 600 años de existencia. Los fondos más recientes derivan de las obras dejadas al Colegio Imperial por aquellos artistas que expusieron en las llamadas Salas San Vicente, que la institución tenía cerca de su sede en Valencia y cuyos beneficios servían para ayudar al sostenimiento del centro. Entre ellos figuran Giner Bueno, Bronchú, Luis Giner Valls o Agustín Alegre. Algunas de las obras pueden proceder de las subastas que, con más o menos periodicidad, se realizaban para ayuda del colegio.

Mapa web | Política de cookies

© Bancaja, 2006 - 2012. Todos los derechos reservados.