Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

La flexibilidad de los jóvenes aumenta durante la crisis, aunque la resistencia a cambiar de residencia o renunciar a un trabajo de funcionario es muy elevada

Según los datos del Observatorio de Inserción Laboral de los Jóvenes 2011,elaborado por la Fundación Bancaja y el Ivie,la mayoría de los jóvenes tiene un trabajo temporal (54%),a tiempo completo (67%) y cumple un horario fijo (66%). Solo el 6% ha cambiado de residencia debido a su empleo,uno de cada cuatro jóvenes está sobrecualificado y un 86% no tiene un empleo que suponga cambio de tareas en el puesto de trabajo. Así pues,la flexibilidad de los jóvenes en el trabajo se concentra en el tipo de contrato y aspectos asociados a la precariedad laboral. En especial,baja cualificación de la oferta laboral,combinada con una baja iniciativa emprendedora y una limitada movilidad geográfica.

¿Cómo afecta la flexibilidad laboral en los empleos de los jóvenes? Los que tienen contrato temporal poseen menos iniciativa,se implican menos y son menos innovadores a la hora de poner en marcha acciones que mejoren su puesto de trabajo. Los jóvenes que padecen esta temporalidad,junto con la sobrecualificación,presentan mayor inseguridad laboral y propensión a abandonar el empleo.

 

Crisis y flexibilidad laboral

Desde el comienzo de la crisis,los jóvenes muestran en general una mayor flexibilidad laboral,aunque se muestran bastante inflexibles ante un puesto de trabajo que suponga un cambio de residencia,una dedicación parcial,horario flexible o un contrato indefinido frente a uno de funcionario. Tanto es así que seis de cada diez jóvenes renunciarían al 9% de un sueldo de 1.200€ mensuales por un trabajo que no implicara cambio de domicilio,o al 10% de su sueldo con tal de tener un contrato de funcionario. En cambio,los jóvenes se muestran flexibles o no tienen una opción preferida ante un empleo con cambio de tareas,uno que suponga un reto,una ocupación para la cual están sobrecualificados o un trabajo por cuenta propia.

El contenido íntegro del cuaderno nº141 de Capital Humano,dedicado a la flexibilidad laboral de los jóvenes,está disponible en las web de la Fundación Bancaja  (www.fundacionbancaja.es) y el Ivie (www.ivie.es).

Esta noticia en los medios:

www.abc.es
www.elpais.es
www.rhmedia.es

Mapa web | Política de cookies

© Bancaja, 2006 - 2012. Todos los derechos reservados.