Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Las personas con estudios universitarios tiene mayor probabilidad de encontrar en empleo con contrato indefinido y mayor sueldo

Según recoge un estudio realizado por Bancaja y el Ivie sobre los beneficios asociados al capital humano, la tasa de ocupación, el salario y la probabilidad de tener un contrato indefinido son mayores cuanto más alto es el nivel de estudios alcanzado.

Así, la tasa de ocupación de las personas con estudios superiores en 2008 es diez veces mayor que las personas sin estudios, que apenas supera el 8%. Además, a la hora de conseguir un contrato indefinido, la probabilidad de un licenciado y de un diplomado supera a la de una persona con estudios primarios en 10,7 y 11,9 puntos porcentuales respectivamente.

El estudio también recoge que un mayor nivel educativo significa un incremento del salario, lo que muestra que el capital humano es rentable. De este modo, un licenciado percibe un 82,5% más de salario que un individuo con estudios primarios.

 

 

Mejoras en la formación de la población ocupada

El trabajo de Bancaja y el IVIE muestra la importante mejora en las dotaciones de capital humano de la población ocupada española. En 2008 los ocupados tienen de media 10,8 años de estudio, lo que supone un 50% más que en 1988 (7,2 años medios de estudio).

El creciente peso de los ocupados con estudios medios y universitarios ha supuesto una mejora generalizada en las dotaciones de capital humano, aunque se mantienen ciertas diferencias por comunidades autónomas. Como recoge el cuadro 1, el País Vasco es la comunidad con la población ocupada más formada (12,1 años medios de estudio) y Castilla-La Mancha, la que menos (9,8 años medios de estudio). Por su parte, la Comunitat Valenciana y Cataluña se encuentran cercanas a la media.

Las dotaciones de capital humano repercuten de manera positiva en el conjunto de la economía. Así en la actualidad existe una clara relación positiva entre el capital humano per cápita de los ocupados de cada territorio y la producción por trabajador, es decir en la productividad ya que sus

niveles lastran la evolución de la economía en algunos territorios.

El estudio también muestra que una mayor dotación de capital humano permite acercarse en mejores condiciones al mercado laboral. De hecho, 2,7 millones de los más de 7,8 millones de puestos de trabajo creados desde 1995 hasta 2007 han correspondido a licenciados y diplomados. Además, entre el primer trimestre de 2008 y el primero de 2009 se ha destruido empleo en todos los niveles de estudios, excepto entre los licenciados, que han experimentado un ligero crecimiento en ese periodo (1,0%).

 

 

Autoempleo

Otra de las conclusiones que se reflejan en el estudio sobre la rentabilidad del capital humano es que cuanto mayor es el capital humano de una persona desempleada mayor es la probabilidad de que pase a una situación de autoempleo. Así una persona con estudios universitarios tiene una probabilidad un 78,4% mayor de cambiar a esta situación que una persona con estudios primarios.

Estos datos están incluidos en el cuaderno 100 del Proyecto “Capital Humano” que elabora Bancaja junto con el Ivie y que está disponible en http://www.fundacionbancaja.es/. La publicación forma parte del proyecto Capital Humano que las dos instituciones llevan a cabo desde hace más de una década.

Mapa web | Política de cookies

© Bancaja, 2006 - 2012. Todos los derechos reservados.