Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar su configuración u obtener más información.

cerrar

Los bocetos de Sorolla de los paneles regionales de Visión de España se exponen en Valencia por primera vez

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, y el presidente de Fundación Bancaja, Rafael Alcón, han presentado esta mañana en Valencia la exposición Sorolla íntimo. Bocetos de Visión de España, que muestra por primera vez al público 32 bocetos que Joaquín Sorolla realizó como preparación para su obra Visión de España, los catorce paneles monumentales sobre las regiones de España que el artista pintó para la biblioteca de la Hispanic Society of America, en Nueva York. La exposición, organizada por la Fundación Bancaja y la Generalitat Valenciana con la colaboración de la Hispanic Society of America, está comisariada por Blanca Pons-Sorolla; Marcus Burke, conservador jefe de la Hispanic Society of America; y Carmen Pérez, directora del IVC+r CulturArts, quienes también han estado presentes en el acto junto a la consellera de Educación, Cultura y Deportes, Mª José Catalá. La muestra, que se inaugura mañana viernes a las 19:00 horas, permanecerá hasta el 15 de octubre en el Centro Cultural Bancaja de Valencia, sede que acogió las exposiciones de los murales regionales de Sorolla en los años 2007 y 2009.

El proyecto brinda la oportunidad de conocer el proceso creativo al que se enfrentó Sorolla durante casi una década de su vida para la realización del encargo de la Hispanic. Junto a la labor de recopilación de documentación, Sorolla viajó por toda la geografía española y captó la luz, los colores, las costumbres, las tradiciones y el folklore de las diferentes regiones españolas para poder recrear en sus lienzos las escenas que hoy se conocen de Castilla, Andalucía, Aragón, Navarra, País Vasco, Cataluña, Galicia, Extremadura y Valencia. Los bocetos llegan al Centro Cultural Bancaja tras el proceso de restauración realizado durante más de un año por el equipo del IVC+r CulturArts. Junto a los bocetos propiedad de la Hispanic, la exposición incluye un boceto del Palmeral de Elche de la colección de la Fundación Bancaja, fotografías procedentes del Museo Sorolla de Madrid, textos y un audiovisual e información detallada sobre el proceso de restauración realizado por IVC+r CulturArts.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo de 200 páginas con la reproducción de obras y textos sobre la investigación y el proceso de restauración de las piezas. El catálogo está disponible en castellano y valenciano con traducción al inglés. Además, los visitantes disponen de un folleto de distribución gratuita con información sobre la muestra y con imágenes de algunas de las obras expuestas. La vertiente didáctica está también presente a través de talleres dirigidos a escolares y familias. Entre semana se ofrecerá un taller didáctico gratuito dirigido a alumnos de primaria y secundaria sobre las distintas regiones españolas. Este taller se realizará los martes, miércoles y jueves de 10 a 13 horas. Junto a esta actividad, también se pone en marcha un taller lúdico de fin de semana dirigido a todas las edades que contará con una entrada de 3 euros. En el taller se trabajará, mediante el juego, conceptos relacionados con las ciudades. Toda la información y las reservas sobre estos talleres se puede consultar en la web de Fundación Bancaja y en el teléfono 695 591 428.

La muestra puede visitarse de martes a sábado, de 10 a 14 y de 17 a 21 horas en el Centro Cultural Bancaja de Valencia (Plaza de Tetuán, 23) con una entrada de 2 euros y los domingos, de 10 a 14 horas, con entrada gratuita. Toda la información se puede consultar en la web www.fundacionbancaja.es

 Historia de un proceso creativo 

El conjunto de bocetos para Visión de España conservados en la Hispanic Society of America suma un total de 56 obras que nunca se han presentado al público en su conjunto. Algunos de ellos formaron parte de la exposición Sorolla y la Hispanic Society, 1998, que, entre otras sedes, fue presentada en Valencia en el Museo de Bellas Artes en febrero de 1999, y otra parte de los bocetos se incluyeron en la muestra Visión de España celebrada en el Centro Cultural Bancaja en 2009.

Sorolla había firmado en 1911 un contrato con el fundador de la Hispanic, Archer M. Huntington, por el que se comprometía a entregar en cinco años una decoración al óleo de tres metros o tres metros y medio de alto por setenta de largo que cubriría las paredes de la biblioteca de la Hispanic Society of America. En principio, las pinturas debían cubrir, a modo de un gran friso corrido, todo el perímetro de la parte alta de la futura biblioteca de la Hispanic Society, mientras que su parte baja estaría cubierta por estanterías de madera oscura para los libros. El precio acordado por la realización ascendía a 150.000 dólares.

Sorolla aceptó el encargo de Visión de España, como lo titula desde el principio, con gran entusiasmo por el reto que le suponía. A esto se sumaba su forma particular, positiva y optimista de hacer patria. Sorolla pensaba que el mayor favor que podía hacer a su país era llevar más allá de las fronteras todo lo bueno que tenía su tierra, su variedad, su arte y su diversidad de culturas.

Cuando Sorolla aceptó el encargo lo tenía todo, sobre todo lo que para él era importante: se encontraba en la cúspide de su carrera artística, había obtenido todos los premios y galardones ambicionados y en este último periodo había conseguido definitivamente el reconocimiento del público en España, en Europa y en América. Había logrado, también, una sólida estabilidad económica que le permitía cubrir ampliamente las necesidades de su familia y su destreza como pintor no era cuestionada por nadie. Superada la emoción inicial del encargo de la decoración, poco a poco fue consciente, sin embargo, de las limitaciones con las que se iba a encontrar y de lo que a nivel personal y artístico le iba a afectar, ya que aquel monumental encargo le ocupó finalmente los mejores años de su vida.

Al proceso de recopilación de diversa documentación sobre tipos, regiones, costumbres e indumentarias iniciada a base de fotografías y revistas, añadió su decisión de desplazarse a las diferentes regiones españolas para tener una visión más real, “in situ”, de los tipos y paisajes. En estos viajes que inicia a finales de marzo de 1912 se desplazaría a Ávila, Salamanca, Villar de los Álamos, La Alberca, San Sebastián, Vilagarcía de Arousa, Isaba, Ansó, Lequeitio, Soria, Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, Toledo y Madrid, donde no sólo retrató los tipos de los diferentes pueblos, sino que también profundizó en sus costumbres y recuperó indumentaria, ornamentos y joyas que ya en aquel momento estaban desapareciendo, algo que a Sorolla le entristecía. También le sirvieron para hacerse una idea inicial de la envergadura del proyecto, habituarse a pintar figuras de tamaño natural e ir acostumbrando su retina a la diversidad de luces de las diferentes regiones españolas.

Su idea inicial de plantear la decoración como una panorámica continua y ordenada siguiendo la disposición geográfica de las diferentes regiones y uniéndose éstas, unas a otras, a través de las afinidades culturales producto de la vecindad, idea que aparece en varios de los bocetos, la abandonaría finalmente, fragmentando en compartimentos las distintas regiones. Después de haber viajado y pintado esos grandes estudios del natural al aire libre, con la intención de usarlos para pintar las obras definitivas en su estudio, Sorolla decidió pintar los grandes lienzos directamente y en cada región. Al final, la decoración de la biblioteca la terminarían componiendo 14 lienzos de muy distintas dimensiones, sin conexión alguna entre las diferentes escenas, en las que no están representadas todas las regiones españolas. De los catorce lienzos, “paneles” o “paneau”, como los llama Sorolla, uno, el mayor con diferencia, lo dedica a Castilla, cinco a Andalucía –de ellos cuatro a Sevilla y uno a Huelva– dos a la región valenciana –Valencia y Alicante– y uno respectivamente a Aragón, Navarra, País Vasco, Cataluña, Galicia y Extremadura.

 

Bocetos al Gouache para Visión de España

En abril de 2013 llegaron a Valencia, desde Nueva York, treinta dos bocetos inéditos procedentes de la Hispanic Society of America y con destino al departamento de conservación y restauración de obra gráfica y material de archivo IVC+R CulturArts, con el objetivo de ser intervenidos. Estos bocetos no habían salido nunca de Nueva York desde su llegada a la sede de la Hispanic en 1922, a donde viajaron acompañando a los catorce grandes paneles que con el título Visión de España debían decorar la biblioteca de la institución, cumpliendo así lo acordado en el contrato que Sorolla y su mecenas Huntington habían firmado en París el otoño de 1911.

Los trabajos de restauración realizados por IVC+R CulturArts han consistido en eliminar los soportes auxiliares de tela, desacidificar el papel original, realizar la laminación con papel japonés de fibra larga y montar con banda de papel sobre un soporte rígido las obras, de manera que permitieran su exposición y también el almacenaje para su conservación. Para ello se ha realizado el estudio de la paleta de Sorolla con un sistema analítico no invasivo: fluorescencia de rayos X, método con el que se consigue determinar la composición química de cada compuesto y los colores utilizados por el artista. Además, se ha realizado una aspiración para eliminar la suciedad y se han tomado micromuestras de los pigmentos y de los distintos soportes para estudiar la composición de elementos orgánicos e inorgánicos con el fin de evaluar el estado de conservación de la pieza y determinar los componentes de los distintos soportes de papel y tela con los que trabajó el artista.

Joaquín Sorolla y la Hispanic Society of America

La relación entre el fundador de la Hispanic Society of America, Archer M. Huntington, y Joaquín Sorolla nació en 1908, a raíz de la visita de Huntington a la tercera exposición individual europea del pintor valenciano que en aquella ocasión se celebraba en la Grafton Galleries de Londres, donde se entusiasmó de inmediato con su pintura.

Huntington, millonario y filántropo americano enamorado de España y de su cultura, había inaugurado oficialmente en Manhattan, Nueva York, The Hispanic Society of America en enero de ese año y viajaba por Europa con el deseo de conseguir obras de arte para su museo y fondos para su biblioteca. A pesar de no haber coincidido en aquella visita con Joaquín Sorolla, Archer Huntington compró dos cuadros y se puso en comunicación con él través de sus representantes en Londres, proponiéndole llevar su obra a Nueva York a su recién inaugurado museo.

Después de madurar la propuesta inicial, tanto Sorolla como Huntington llegaron al acuerdo de organizar una exposición a principios del año 1909 en la sede de la Hispanic Society, haciéndose cargo la institución de cubrir todos los gastos de transporte y seguros, comprometiéndose a no cobrar alquiler por el local, ni comisiones por las ventas, editar un catálogo lujoso de la exposición y adquirir varias obras importantes con destino a su museo.

El primer encuentro entre ambos tuvo lugar el domingo veinticuatro de enero de 1909, día de la llegada de Sorolla a Nueva York, fecha en la que dio comienzo una verdadera y sólida amistad que duró hasta el final de sus días. Además de la exposición de Nueva York de 1909, que viajó a continuación a Búfalo y Boston bajo el patrocinio de la Hispanic, y de las que organizó de igual modo en Chicago y San Luis en 1911 de nuevo bajo su patrocinio, su relación profesional culminaría con el fabuloso encargo de la decoración de la biblioteca de The Hispanic Society of America, que Sorolla concluyó pocos meses antes de enfermar.

Esta noticia en los medios:

www.levante.com

www.hoyesarte.com

www.valenciaplaza.com

www.efe.com

Mapa web | Política de cookies

© Bancaja, 2006 - 2012. Todos los derechos reservados.